Modelismo

Lo que más me gusta es la construcción de maquetas teledirigidas, ya que después de terminar el trabajo, las maquetas pueden moverse o volar. Ya tengo multitud de coches, barcos, lanchas, helicópteros y aviones con los que me gusta jugar en mi tiempo libre. Conduzco mis coches incluso en la calle y en todo terreno, por praderas, campos y bosques. Y también me gusta echar a volar mis aviones. Todo lo que hago con una maqueta terminada me llena de orgullo. Cuando una de mis maquetas vuela o navega a la primera, sé que todo el trabajo y el tiempo empleado han valido la pena.


La construcción de maquetas requiere mucho tiempo, el maquetista tiene que tener buen ojo para los detalles. Además de las piezas, también se necesitan algunas herramientas especiales. Las herramientas que no se pueden comprar tiene que fabricárselas uno mismo con un poco de creatividad. Así, por ejemplo, un cepillo de dientes se puede convertir en una piedra de afilar. Con grandes dosis de paciencia, ya he construido innumerables maquetas.


Espero que esta página os sirva de ayuda para la construcción de vuestras maquetas.