VUELVEPIEDRAS COMÚN (Arenaria interpres)

Canto del Vuelvepiedras.......

El vuelvepiedras es una limícola nidificante en las altas latitudes del Holártico que, en nuestro país, aparece durante los pasos migratorios y a lo largo de la invernada, sobre todo en determinadas localidades de las costas atlánticas y cantábricas, donde explota los pequeños invertebrados que pululan por las playas cubiertas de guijarros y algas, los espigones, los rompeolas y los corrales de piedra para la cría de moluscos.

 

Descripción

 

Clasificación

Orden Charadriiformes; familia Scolopacidae

 

Longitud

21-24 cm

 

Envergadura

43-49 cm

 

Identificación

Esta limícola de pequeño tamaño y aspecto compacto se caracteriza por tener las patas naranjas, un abigarrado plumaje y un pico corto en forma de cuña, que utiliza para voltear pequeñas piedras. El macho adulto en plumaje nupcial presenta la cabeza blanca, variablemente estriada de negro, y un complejo diseño de manchas negras que se extiende por el pecho y a los lados del manto (dibujo 1); las partes
superiores son anaranjadas, con una gran franja negra formada por las escapulares inferiores (dibujo 2). La hembra adulta durante la época nupcial es similar, pero con el naranja más apagado. Los individuos no reproductores carecen por completo de naranja y la cabeza aparece manchada de marrón, en tanto que el juvenil resulta similar al no reproductor, pero de un tono marrón más claro.

 

Canto

El sonido de alarma es un ti-tu-rruiitititu variable y aflautado. La llamada más característica consiste en un ripipipi muy rápido y agudo. Durante el cortejo emite un traqueteo rápido y acelerado, similar a las llamadas habituales, pero más chirriante.

 

Dónde vive

 

En el mundo

Esta limícola se extiende, durante la época de reproducción, por áreas costeras en torno al Ártico de todo el hemisferio norte, alcanzando por el sur los países escandinavos. Se han descrito dos subespecies, de las cuales interpres se distribuye por Eurasia, Groenlandia y los extremos norte de Canadá y Alaska.

 

En España

Se trata de una especie que aparece de forma escasa durante la invernada, momento en el que se instala principalmente en la bahía de Cádiz, el litoral gallego y asturiano y el mar Menor, además de en las islas Canarias y Baleares. Resulta relativamente común en algunos puntos durante los pasos migratorios.

 

Desplazamientos

El vuelvepiedras es un migrador de larga distancia que llega a España procedente del norte de Europa. El paso prenupcial tiene lugar en mayo por las costas del Atlántico y el Cantábrico, y el posnupcial en agosto o septiembre; ambos resultan muy poco evidentes en el litoral mediterráneo.

 

Poblaciónón

En Europa se reproducen hasta 81.000 parejas e invernan más de 80.000 ejemplares. La población invernante española se ha estimado en unos 1.300 individuos, que se reparten por Galicia, Canarias, Asturias y Andalucía. Se desconoce la tendencia poblacional de la especie en los
últimos años.

 

Cómo vive

 

Hábitat

Se reproduce siempre en las inmediaciones de las costas continentales e insulares, en lugares dominados por frías tundras, donde soporta adversas condiciones meteorológicas. Fuera de la época reproductora es casi completamente costero, aunque prefiere orillas pedregosas, rocosas o cubiertas de algas, además de estructuras
artificiales, como rompeolas, puertos, embarcaderos y corrales para moluscos.

 

Alimentación

Se alimenta principalmente de insectos, si bien cuando estos escasean puede ingerir materia vegetal y otros invertebrados, como arañas, crustáceos y moluscos. Su método de alimentación consiste en introducir el pico, en forma de cuña, bajo pequeñas piedras u objetos diversos (por ejemplo, peces muertos) para voltearlos y extraer los invertebrados que hubiera debajo (dibujo 3). Representa un hecho curioso el que,
ocasionalmente, pueden reunirse varios individuos para voltear objetos grandes.

 

Desplazamientos

El vuelvepiedras es un migrador de larga distancia que llega a España procedente del norte de Europa. El paso prenupcial tiene lugar en mayo por las costas del Atlántico y el Cantábrico, y el posnupcial en agosto o septiembre; ambos resultan muy poco evidentes en el litoral mediterráneo.

 

Reproducción

El ciclo reproductor del vuelvepiedras tiene una duración de unos 45 días, de los que 22-24 se invierten en la incubación y el resto en el desarrollo de los pollos, que, como los de todas las limícolas, son muy precoces. La reproducción suele iniciarse en mayo y terminar en agosto. El nido se sitúa directamente sobre el suelo, en pequeñas crestas o fisuras del terreno, y con frecuencia aparece rodeado de plantas; consiste en una pequeña depresión delimitada por hojas, de unos 11 centímetros de diámetro y 3 centímetros de profundidad. Suele darse un número bastante definido de huevos por puesta, normalmente cuatro, de color verdoso y muy moteados.

 

Amenazas y Conservación

 

Esta especie se ve afectada, principalmente, por la caza ilegal y por diversas molestias humanas en sus áreas de cría, así como por perturbaciones en las costas durante el paso y la invernada, que pueden afectar a la disponibilidad de alimento. Se incluye en la categoría “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.