TREPADOR AZUL (Sitta europaea)

Canto del Trepador azul....... 

Pájaro de tonos azulados, colicorto, insectívoro y forestal. De carácter un tanto inquieto y esquivo, se desplaza constantemente mientras trepa por los troncos y ramas de los árboles, comportamiento que ha dado origen a su nombre. Habita preferentemente bosques maduros emplazados en territorios con clima húmedo. Anida en huecos cuya entrada modifica añadiendo barro.
 

Descripción

 

Clasificación

Orden Passeriformes; familia Sittidae

 

Longitud

12-14 cm

 

Envergadura

22-27 cm

 

Identificación

Fácil de reconocer, sus caracteres más distintivos son tres: tiene color azulado, “carece de cuello” y se mueve habitualmente pegado a troncos y ramas, incluso cabeza abajo. Es un ave pequeña, del tamaño de un gorrión, pero de patas robustas, cabeza muy gruesa y pico largo y fuerte. Tanto los machos como las hembras lucen un bello color azul grisáceo en las alas, el dorso y la cola (dibujo 1). Sus partes inferiores presentan un tono débilmente anaranjado, que es más intenso en los machos. Estos poseen, además, manchas de color rojo granate en sus flancos y en las plumas que cubren la cara inferior
de la cola.

 

Canto

Reclama frecuentemente con profundos sonidos cortos o que puede repetir de manera muy rápida (chuic-chuic-chuic, choc-ro-ro-roc) o de manera espaciada (chuuuiiic).

 

Dónde vive
 

En el mundo

Se han descrito diferentes subespecies para distintas poblaciones de su amplio rango de distribución, que comprende extensas zonas templadas de Europa y Asia. Llega desde Japón hasta la Península, y además aparece en el norte de África. En Europa es un ave muy común, aunque se enrarece en Escandinavia, no alcanza Irlanda y escasea en la costa mediterránea.

 

En España

En nuestro país se reconocen dos subespecies: caesia, que se detecta en los Pirineos y en otras regiones del norte, y hispaniensis, circunscrita al centro y sur peninsular. El trepador azul vive fundamentalmente en territorios con nula o escasa sequía estival. Así, es habitual en los bosques de la mitad norte del país. Hacia el sur resulta más escaso y se ciñe a las áreas montanas frescas, salvo en el suroeste, donde desciende hasta el nivel del mar.

 

Desplazamientos

Es un ave eminentemente sedentaria. Se mantiene en los territorios de cría incluso en los inviernos crudos, aunque también puede descender temporalmente en latitud y altitud.

 

Poblaciónón

La población europea se estima en 5,7-15 millones de parejas reproductoras, mientras que la española rondaría entre 0,5-1,2 millones (Atlas de las aves reproductoras de España, 2003). Aparentemente, según los resultados del programa SACRE en el año 2005, la tendencia poblacional es creciente, posiblemente debido a la recuperación de los bosques tras el abandono de las actividades agrarias en amplias zonas del territorio español.

 

Cómo vive

 

Hábitat

Se instala preferentemente en zonas montanas con elevadas precipitaciones. Precisa bosques con árboles maduros y evita las repoblaciones de chopos, pinos y eucaliptos. Coloniza bosques caducifolios mixtos o dominados por diferentes especies de robles y quejigos, en los que alcanza las mayores densidades. También se instala en hayedos, pinares de pino silvestre y abetales. De forma secundaria ocupa encinares, alcornocales y formaciones de pino laricio. Además, en los territorios mediterráneos puede extenderse por áreas de clima seco o de baja cota altitudinal al amparo del bosque de ribera. Asimismo, en el suroeste peninsular aparece muy cerca del mar, gracias a los retazos de alcornocal que medran en los arenales costeros.

 

Alimentación

Consume arácnidos e insectos, sobre todo adultos y larvas de escarabajos (coleópteros), mariposas (lepidópteros) y moscas (dípteros). También se alimenta de semillas y frutos, con especial predilección por los piñones o avellanas.

 

Desplazamientos

Es un ave eminentemente sedentaria. Se mantiene en los territorios de cría incluso en los inviernos crudos, aunque también puede descender temporalmente en latitud y altitud.

 

Reproducción

El trepador azul suele hacer una única puesta, que inicia en abril o mayo. Ocasionalmente puede empezar antes, y entonces llega a tener dos polladas. Es muy territorial y agresivo con otras especies, con sus congéneres e incluso con sus propias crías cuando estas ya son capaces de volar. Para criar elige huecos naturales o nidales artificiales, y también ocupa antiguos nidos de pájaros carpinteros. Cuando el agujero es demasiado amplio, reduce la abertura con barro. La hembra es la responsable de la construcción del nido, elaborado con escamas de corteza de pino u hojarasca. Pone entre seis y nueve huevos, blancos y con motas rojizas o púrpuras, que incuba durante 13-18 días. Los pollos abandonan el nido y el territorio de sus padres a las tres o cuatro semanas de nacer.

 

Amenazas y Conservación

 

Por tratarse de un ave estrictamente forestal, desaparece con los incendios. Asimismo, se ve afectada negativamente por la fragmentación de los
bosques, sobre todo en la mitad sur peninsular, donde para satisfacer sus necesidades alimentarias requiere territorios mucho más extensos que en el norte. Además es muy sensible a las explotaciones forestales, que impiden el desarrollo de grandes árboles. En el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas se considera como “De interés especial”.