SERRETA MEDIANA (Mergus serrator)

Canto de Serreta mediana.......

 De las varias especies de serretas —unos curiosos patos que se alimentan básicamente de peces— que habitan en Europa, la serreta mediana es la más fácilmente detectable y la única que aparece de forma habitual en nuestras aguas, ya que acude a invernar todas las temporadas, si bien en escaso número

 

Descripción

 

Clasificación

 

Orden Anseriformes; familia Anatidae

Longitud

52-58 cm

Envergadura

67-82 cm

 

Identificación

 

Es un pato marino no demasiado grande, con el pico rojo muy largo, estrecho y aserrado, que en todos los plumajes —en ambos sexos y en todas las edades— muestra una característica cresta despeinada. El macho adulto en plumaje nupcial presenta la cabeza negra con un brillo verdoso y un collar blanco poco definido por encima del pecho, que es pardo y moteado de oscuro; las regiones dorsales son negras, al igual que los laterales del pecho, que lucen unas llamativas manchas blancas. Las hembras son mucho más apagadas, pues poseen un plumaje grisáceo en casi todo el cuerpo a excepción de la cabeza, que adquiere un tono acastañado (dibujo 1). Los ejemplares inmaduros se parecen mucho a las hembras. En vuelo se observa el espejuelo blanco dividido en dos por una fina línea negra y los flancos de un gris bastante oscuro (dibujo 2).

 

Canto

 

La hembra emite un prrac prrac repetitivo. El reclamo de exhibición del macho consiste en un chica-chirriiiii.

 

Dónde vive

 

En el mundo

La especie cría en el norte de Europa, de Asia y de América, así como en Groenlandia y en algunos puntos de Asia central, e inverna al sur de estas zonas. Puede llegar a desplazarse hasta el norte de África, Japón, China, California y el golfo de México.

 

En España

Aparece en zonas costeras atlánticas y cantábricas, como las Rías Bajas, la ría de Villaviciosa, o algunas marismas de Cantabria, aunque también se la puede encontrar en el mar Menor, las marismas del Odiel y el delta del Ebro. Es escasa en Baleares y accidental en el interior peninsular y en Canarias.

 

Desplazamientos

 

En toda su área de distribución se comporta como una especie migradora; las hembras y los jóvenes se desplazan hacia las áreas de invernada a principios de septiembre, antes
que los machos, y el retorno tiene lugar entre finales de febrero y finales de mayo. En España es una especie invernante escasa, que suele aparecer entre primeros de noviembre y mediados de abril, con máximos en pleno invierno, aunque también puede observarse durante los pasos migratorios, principalmente a lo largo de las costas del Cantábrico.

 

Poblaciónón

 

Para el conjunto de Europa se han estimado 73.000-120.000 parejas reproductoras, población que se ha mantenido estable al menos 3 hasta el comienzo del presente siglo. En cuanto a los efectivos invernantes, se calcula que ascienden a más de 89.000, de los que unos pocos cientos llegan a España cada año, si bien se observan marcadas fluctuaciones interanuales.

 

Cómo vive

 

Hábitat

 

Se reproduce en zonas montañosas y de taiga y tundra, así como en costas marinas, archipiélagos y lagos bien conservados del interior, siempre que cuenten con abundante vegetación. Fuera de la época reproductora prefiere aguas costeras marinas o grandes masas de agua dulce.

 

Alimentación

 

Tiene una dieta similar a las de otras serretas, basada sobre todo en peces (salmones, anguilas, percas, carpas, lampreas), que consigue buceando tras otear con la cabeza sumergida bajo el agua. Sin embargo, a diferencia de la serreta grande, utiliza tanto las alas como las patas para impulsarse bajo el agua.

 

Desplazamientos

 

En toda su área de distribución se comporta como una especie migradora; las hembras y los jóvenes se desplazan hacia las áreas de invernada a principios de septiembre, antes
que los machos, y el retorno tiene lugar entre finales de febrero y finales de mayo. En España es una especie invernante escasa, que suele aparecer entre primeros de noviembre y mediados de abril, con máximos en pleno invierno, aunque también puede observarse durante los pasos migratorios, principalmente a lo largo de las costas del Cantábrico.

 

Reproducción

 

El ciclo reproductor tiene una duración de unos 90 días, de los que 31 o 32 se emplean en la incubación y el resto en el desarrollo de los pollos, que son precoces. La reproducción suele iniciarse a mediados de mayo y se prolonga hasta finales de septiembre. El número de huevos es variable, aunque suele oscilar entre 8 y 10, con
máximos registrados de 14. El nido consiste en una pequeña depresión forrada con hierbas y hojas que se sitúa en el suelo entre raíces de árboles y matorrales, o en huecos y grietas de acantilados, nunca lejos del agua. Es una especie gregaria tanto en la estación de cría como el resto del año.

 

Amenazas y Conservación

 

No se han descrito amenazas concretas que pesen sobre esta especie en nuestro territorio; en otras zonas, sin embargo, son factores que pueden afectarla la disminución de lugares con hábitat adecuado para su reproducción, la contaminación de las aguas y la merma de sus recursos alimenticios, así como la depredación de nidos por parte de gaviotas.