PITO NEGRO ó PICAMADEROS NEGRO (Dryocopus martius)

CANTO del Pito negro.......

 Los umbríos abetales y hayedos de las montañas pirenaicas y cantábricas resuenan en primavera con los profundos tamborileos de una especie íntimamente unida al futuro de los boques maduros: el picamaderos o pito negro, un ave voluminosa e inconfundible, que realiza una impagable labor sanitaria forestal al eliminar ingentes cantidades de insectos xilófagos y sus larvas. Ampliamente distribuido por los extensos bosques del centro y norte de Europa, este pájaro carpintero tiene en nuestro territorio una pequeña población relicta, recluida en los mejores bosques eurosiberianos de la Península.

 

Descripción

 

Clasificación

Orden Piciformes; familia Picidae

Longitud

45-57 cm

Envergadura

64-68 cm

Identificación

El picamaderos negro es, con diferencia, el pájaro carpintero más grande de Europa. Su identificación no ofrece la más mínima duda, pues se trata de un ave voluminosa —del tamaño de una corneja—, que luce un plumaje completamente negro, a excepción del llamativo capirote rojo que adorna la cabeza de los machos y que en las hembras queda reducido a una mancha roja sobre la nuca. El iris, debido a su color
blanquecino, contrasta vivamente con el oscuro plumaje del ave. El cuello es muy largo y estrecho, en tanto que la cabeza —alargada y ligeramente aplanada— aparece rematada por un largo, cónico y poderoso pico (dibujo 1). Los jóvenes poseen un plumaje menos brillante e intenso que los adultos, aunque recién emplumados ya presentan diferencias sexuales en la coloración del píleo.

Canto

La especie es bastante sonora durante todo el año, lo que facilita su detección en los espesos bosques donde habita. En vuelo emite un krrukrru- krru, que recuerda al sonido de un grillo, pero más grave y potente (dibujo 2). El canto es un sonoro kvi-kvi-kvi repetido en una serie rápida. Frecuentemente, utiliza como reclamo el tamborileo sobre los troncos, que es muy potente, aunque más lento que el de otros pícidos. Las secuencias del macho son más largas que las de la hembra.

 

Dónde vive

 

En el mundo

Se distribuye por gran parte de Europa y Asia, aunque está ausente de las islas —tanto del Atlántico como del Mediterráneo— y de las regiones más cálidas. Se reconocen dos subespecies, de las cuales martius es la que habita en territorio europeo.

En España

Restringido a los espesos bosques montanos de los Pirineos y la Cordillera Cantábrica, el picamaderos negro se reproduce en el este de Lugo, Asturias, norte de León y Palencia, Cantabria, Navarra, este de Guipúzcoa, Huesca, norte de Zaragoza, Lérida, Gerona y Barcelona.

Desplazamientos

Esta ave se comporta como residente en toda su área de distribución, aunque algunos individuos —en particular, los jóvenes— realizan movimientos dispersivos de larga distancia.

Poblaciónón

En Europa se estima una población de 280.000-1.500.000 parejas reproductoras, de las cuales se cree que tan solo 1.000-1.500 se refugian en España. El mayor número de parejas, en torno a 730-1.100, se encuentra en el núcleo pirenaico, en tanto que en el núcleo cantábrico se estima que existen 280-320 parejas. Estas cifras suponen un considerable aumento respecto a estimaciones anteriores, que se debe, aparte de a una mejor cobertura del censo, a un incremento poblacional. Este crecimiento se
refleja, asimismo, en una ampliación de su área de distribución, en especial en los Pirineos. La especie desapareció, en cambio, a mediados del siglo XX, del Sistema Central.

 

Cómo vive

 

Hábitat

El picamaderos negro depende de la existencia de bosques extensos y maduros de hayas y coníferas para sobrevivir. En Pirineos prefiere instalarse en formaciones montanas de abetos, hayas y pino silvestre, así como en pinares subalpinos de pino negro. El núcleo cantábrico se asienta sobre hayedos maduros y hayedos mixtos con robles albares o abedules.

Alimentación

Consume, principalmente, hormigas y escarabajos devoradores de madera en todos sus estadios de desarrollo. Para atrapar los insectos, abre con su fuerte pico las galerías que los protegen e introduce en ellas su larga y viscosa lengua. A menudo se alimenta sobre el suelo, si busca hormigas.

Desplazamientos

Esta ave se comporta como residente en toda su área de distribución, aunque algunos individuos —en particular, los jóvenes— realizan movimientos dispersivos de larga distancia.

Reproducción

Su periodo reproductor abarca desde abril hasta julio. El nido consiste en una oquedad de considerable tamaño taladrada en la madera de un viejo árbol —generalmente a gran altura—, y de cuya preparación se ocupan ambos miembros de la pareja, si bien parece que el macho se encarga de disponer los retoques finales.
La puesta consta de entre tres y siete huevos de color blanco, que son incubados por ambos progenitores —aunque algunos indicios apuntan a que el macho invierte más tiempo en la tarea— durante 12-14 días, tras los cuales nacen los pollos, que son alimentados indistintamente por los dos adultos. Después de algo menos de un mes de estancia en el nido, los jóvenes abandonan la oquedad donde nacieron.

 

Amenazas y Conservación

 

Los factores que más negativamente han afectado a la especie se relacionan estrechamente con una inadecuada gestión forestal y los incendios. Las medidas de conservación que precisa este pícido ya se han comenzado a aplicar en algunos lugares e incluyen planes de gestión forestal respetuosos y comprometidos con la mejora de la calidad de los bosques, lo que está propiciando la expansión de la especie hacia nuevas masas forestales. El picamaderos negro aparece calificado como “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.