PAIÑOS EUROPEO Y BOREAL (Hydrobates pelagicus y Oceanodroma leucorhoa)

El Paíño Europeo,Hydrobates pelagicus,es el ave marina más pequeña de Europa y su plumaje es negro con el obispillo o rabadilla blanca y la cola cuadrada. Las patas y el pequeño y débil pico son también de color negro. Este pico tiene muy desarrollados los agujeros nasales en forma tubular. Visto desde encima cuando vuela cerca de la borda de un buque, recuerda al Avión Común Delichon urbica, y quizá por ello en algunas zonas del Cantábrico lo llaman Golondrina de Mar. Estos pájaros suelen ser muy silenciosos excepto durante la reproducción. Crían en agujeros y grietas de paredones de islas e islotes rocosos y allí ya es más ruidosos lo mismo los adultos que los pollos. Del mismo modo que las pardelas, estos paíños cuando están posados en repisas y rocas se sostienen sobre los tarsos y sus desplazamientos terrestres son notablemente trabajosos, aunque en lugares abiertos se apoyan en las patas agitando a la vez las alas, operación que les facilita la iniciación del vuelo.

Durante la reproducción pasan el día en el mar o dentro de los pequeños agujeros donde anidan. En Iberia crían en islotes rocosos. Las colonias de las islas Columbretes han sido bien estudiadas, así como las de Baleares, y los islotes Herbosa y Deva en Asturias.

Pero en casi todos los casos una minuciosa observación y control de estas colonias se hace difícil por lo inaccesibles y peligrosos que son los lugares donde vive el paíño. El nido suele estar siempre muy escondido, aunque no a gran profundidad.

Desde las playas al pie de acantilados y en islotes, donde positivamente existen pequeñas colonias de paíños, observando detenidamente pequeños agujeros y grietas no se observa ningún signo exterior durante el día que demuestre su nidificación. Sin embargo, por la noche puede oírse un runruneo típico que los pájaros producen en sus agujeros, especialmente en noches oscuras y lluviosas. Este sonido puede escucharse muy intenso una o dos horas después de oscurecer y una hora antes del amanecer.

Su principal alimento, como ya se ha señalado, es el zooplancton y pequeñísimos peces que recogen en las estelas de los buques, «picando la grasa» que éstos descubren a su paso.

Los nidos están construidos con pequeñas briznas de hierba seca, plumas y piedrecillas y bien escondidos en agujeros y grietas, aunque también se pueden encontrar algunos que, sorprendentemente, están muy a la vista y sin protección. Ponen un solo huevo blanco con puntos rojizos, hacia mediados de junio, aunque se han encontrado puestas en fechas anteriores, especialmente en el Mediterráneo, donde Bernis descubrió varios nidos en las islas Columbretes en fechas del 20 al 23 de mayo de 1964. Consideró que en las islas anidaban varios cientos de parejas.

El proceso de alimentación del pollo es muy similar al de las pardelas. Las primeras siete semanas solamente lo alimentan los adultos de noche, hasta que lo hacen tan irregularmente que el joven paiño puede estar con frecuencia cinco días sin recibir alimento. Sin embargo, la atención alimenticia por parte de los adultos, aun con estas irregularidades, dura hasta los 60 ó 70 días del nacimiento. A partir de éstos el joven ejercita sus alas todas las noches a la entrada de su agujero, hasta que cualquier anochecer vuela a la roca más cercana desde la que se lanza al mar.

Se ha anillado un regular número de paíños europeos en Gran Bretaña, pero las recuperaciones son muy raras, porque este pájaro tan pequeño apenas se captura y los ejemplares recogidos en la costa con ocasión de temporales tampoco son muy abundantes.

 

El Paíño Boreal Oceanodroma leucorhoa es muy parecido al anterior, pero sin embargo, a igualdad en la coloración del plumaje se diferencia por mayor tamaño, unos 20 cm. de longitud frente a 15 cm. de la otra especie. Es de color marrón oscuro: con partes inferiores más pálidas y obispillo blanco. Su ahorquillada cola no es fácil de apreciar en vuelo. Su pico, patas y pies son negros y parece más un pequeño charrán negro, volando con continuos cambios de dirección y no siguiendo a los buques, lo que son también características que sirven al observador para la diferenciación de las dos especies. Cría en remotas islas del norte de Escocia y se alimenta fundamentalmente, como el Paíño Europeo, del zooplancton. Es curiosa la tendencia que estos paíños tienen a penetrar en el interior de los continentes principalmente con fuertes tormentas y más aún con nieblas. Grandes bandos de ellos perecen en los lugares más insospechados. En la Península Ibérica no se reproduce y es raro aparentemente, pero no infrecuente cuando las tempestades se abaten sobre el Cantábrico. Por ejemplo, uno de ellos fue recogido en una carretera de Guipúzcoa, vivo, pero incapaz de volar, y otros más fueron atropellados por automóviles cuando permanecían revoloteando sobre lugares iluminados entre intensa niebla. También se citan paiños boreales recogidos en el otoño en Asturias, Santander y Galicia. Inverna en las costas del Sahara y frecuentemente desciende más al Sur. Una extraordinaria recuperación de un paíño de esta especie, anillado en Terranova (Canadá), fue hallado muerto en la costa de Huelva, después de un temporal, en el año 1963.