GAVIOTA PATIAMARILLA (Larus michahellis)

La habilidad de la Gaviota Patiamarilla para comer casi cualquier cosa, desde desperdicios hasta jóvenes de su misma especie, ha hecho de ella una de las especies más prósperas y la más abundante de nuestras gaviotas. En muchos países su número se ha multiplicado en los últimos años a causa de la creciente cantidad de desechos comestibles que son un subproducto de la vida moderna, habiéndose extendido también su área de cría. En España sigue siendo, principalmente, un nidificante en zonas rocosas costeras.

Es tan parecida a la Gaviota Argéntea Europea, que hasta hace muy poco tiempo se la consideraba una raza de esta. Igual que la Gaviota Argéntea, come de todo, se la puede considerar omnívora y depredadora de todo animal ya sea ave, mamífero incluso moluscos que como su pariente, sabe lanzar contra las rocas para luego comer la parte carnosa, no duda en atacar ratas ratones e incluso conejos, y donde se asienta una colonia es difícil que prospere otra clase de aves debido a su afición a los huevos y pollos, estos incluso de su misma especie, ya que en las colonias normalmente uno de los padres debe quedarse de vigilante para evitar que los pollos o los huevos sean devorados por otras gaviotas. Se reproduce en todas las costas y en algunos sitios resultan dañinas para edificios y monumentos, debido a sus excrementos.

 

Identificación: Muy similar a la argéntea en general, quizás un poco más oscuro el manto y la pinta roja del pico un poco más grande, y sobre todo la principal diferencia es las patas, que son amarillas y en la argéntea son rosadas; el macho es igual a la hembra, quizás un poco mayor de tamaño. En invierno el adulto carece de moteado oscuro en la cabeza y cuello.

 

Nidificación: Nidos en colonias, la pareja construye el nido con materiales que recoge en el mar y en las basuras, en acantilados o en el suelo, pone de 3 a 4 huevos gris verdoso con manchas oscuras, la incubación por la pareja, dura unos 26 días, los pollos a los dos o tres días ya salen del nido, deambulando por los alrededores, la alimentación corre a cargo de la pareja, y consiste en la regurgitación de los alimentos al picotearles los pollos sobre la mancha roja del pico; vuelan sobre las seis semanas.

 

Alimentación: Moluscos, huevos, pollos, peces y desechos.

 

Hábitat: Islotes rocosos y acantilados marinos.