GAVIOTA CANA (Larus canus)

Otra especie poco conocida por lo escasa y por no reproducirse en la Península Ibérica, es la Gaviota Cana ,Larus canus. Se trata de una gaviota de menor tamaño que la argéntea, a la que se parece por el color blanco de su plumaje, excepto la espalda y dorso de las alas, que son de color gris claro, pero su pico es más fino y tiene color verde amarillento como las patas. Los ojos marrones le dan un aspecto como tímido y menos agresivo que las especies mayores. También los inmaduros son moteados de marrón y blanco con patas de color carne, alcanzando la madurez y por lo tanto el plumaje de adulto durante el tercer año de vida. Aunque su alimentación es fundamentalmente recogida en las playas y costas, también come en campos y tierras de cultivo. Es significativo a este respecto que en la Península Ibérica es más frecuente en tierras del interior que en la costa. No es un invernante regular y sobre todo desde el duro invierno de 1962-63 pocas gaviotas canas se ven en las costas de Iberia. Las poblaciones más próximas reproductoras habitan Gran Bretaña e Irlanda, Países Bajos y Alemania. La mayoría de la población europea vive, sin embargo, en los países escandinavos y norte de Rusia, donde ocupa zonas del interior, en lagos y a lo largo de los grandes ríos, aunque también en páramos costeros. Durante los inviernos, muchas gaviotas canas se congregan las costas inglesas y del Mar del Norte y es raro que rebasen la Bretaña francesa hacia el Sur. Como ya se ha dicho, fuertes temporales y olas de frío contribuyen a que muchas penetren en Iberia, recuperándose algunas anilladas en las costas cántabro-atlánticas de España y Portugal y en regiones interiores del occidente. También en la región catalana se han recuperado gaviotas canas.