FALAPORO PICOFINO (Phalaropus lobatus)

 

El Falaropo Picofino Phalaropus lobatus, tiene su zona de nidificación muy cerca del círculo polar. Se puede encontrar en las regiones costeras del Océano Ártico, pero también más al sur como el noroeste de Gran Bretaña.

En invierno, el Falaropo Picofino pasa la mayor parte de su tiempo en el océano, en alta mar donde se alimenta de plancton. Durante el invierno, emigran principalmente al mar de Arabia pero se puede encontrar en casi todas zonas tropicales. Durante la época de reproducción, habitan en la tundra y zonas forestales cerca de lagos o humedales pantanosos con zonas ribereñas que incluyen una abundante vegetación de hierbas, musgo y juncos. También se han encontrado en los desiertos de lava con escasa vegetación en Islandia, páramos costeros, en las llanuras aluviales de los grandes ríos, así como pantanos.

Su tamaño es de 18-19 cm y la envergadura de 31-34 cm. Tiene este pájaro lo que llaman dimorfismo sexual, es decir, las hembras son de colores más brillantes en su plumaje nupcial que los machos. La hembra tiene la cabeza gris, cuello, y los lados del pecho, con un collar de color castaño y la garganta blanca; las alas son de color beige, hay una pequeña banda blanca sobre el ojo, y el estómago, es completamente blanco. Los machos son más apagados En plumaje invernal tiene partes superiores gris mate, y en general es principalmente blanco con un parche negro a través y detrás del ojo.

El Falaropo Picofino es monógamo, sin embargo, cuando hay más abundancia de machos, la hembra se aparean con otros machos (sistema de apareamiento poliándrico). Llegan a las zonas de reproducción sobre el mes de mayo hasta mediados de junio. Su nido consiste en una cavidad en el suelo que está recubierta con tallos y hojas, a menudo en las proximidades de agua. La hembra pone 4 huevos normalmente, algunas veces menos. El Falaropo Picofino son generalmente solitarios en la época de cría, pero durante la migración estas aves se vuelven gregarias, y se puede encontrar en grupos masivos. Esto puede incluir lagos de agua salada, zonas de alta mar donde se pueden encontrar masas de zooplancton. Come larvas de insectos acuáticos (principalmente mosquitos), así como dípteros moscas, escarabajos, hormigas, gusanos anélidos, moluscos, y algunas semillas.