EIDER COMÚN (Somateria mollissima)

 

En Europa, el Eider Común habita en las costas de Islandia, Escandinavia, finlandia, Escocia, Irlanda, Dinamarca, las islas de Alemania y Holanda. Puebla también el norte de Asia y América. Los individuos de las regiones más septentrionales son migratorios; los otros son erráticos e incluso sedentarios. En invierno los eideres comunes se encuentran en grandes bandadas sobre las costas occidentales de Europa, el Mar del Norte y el Báltico. Solo algunos individuos jóvenes vuelan a veces hacia el centro de Europa.

Los eideres comunes anidan en colonias, que cuentan desde 100 a 1000 parejas. Están protegidos en casi todos los lugares y no se asustan del hombre. Instalan sus nidos entre las piedras, bajo un trozo de madera, en matorrales, etc.; lo guarnecen con finas ramitas, hojas, algas o simplemente con pequeños guijarros. La nidada es después envuelta en una gran cantidad de plumón. La hembra pone de 4 a 9 huevos; las hembras jóvenes no ponen a veces más que 2 ó 3. La hembra incuba sola durante 25 a 30 días. Los polluelos abandonan el nido al cabo de 5 a 10 horas, dirigiéndose al agua con su madre y apartándose a veces bastante distancia. Cuando tienen entre 60 y 75 días, los jóvenes eideres vuelan y sobre los 80 ó 90 días, están completamente desarrollados.

Su alimentación se compone esencialmente de moluscos, sobre todo de mejillones y berberechos. Come también crustáceos, gusanos, estrellas de mar y peces.

En inviernos crudos en el norte de Europa, suelen bajar hasta nuestra costa cántabra.