CHORLITO DORADO (Charadrius apricaría)

El Chorlito Dorado Europeo, Charadrius apricaria, es un pájaro que resulta inconfundible cuando viste el plumaje nupcial. El color intensamente dorado de las plumas del dorso, especialmente en determinadas condiciones de luz, es un detalle muy sobresaliente. Pero, además, posee una especie de careta negra que se prolonga por el cuello, garganta, pecho y partes inferiores, quedando muy claramente enmarcadas por una ancha raya blanca que bordea el color negro en toda su extensión. Esta descripción corresponde a la subespecie altifrons que ocupa la zona más septentrional del área de cría. Los que se reproducen en Europa occidental a partir del sur de Escandinavia han sido clasificados como subespecie apricaria y su plumaje es mucho menos destacado que en la descrita. Especialmente las partes inferiores negras son menos extensas y la cara es grisácea, lo mismo que el pecho. En el plumaje otoñal e invernal desaparece completamente el color negro, que es sustituido por blanco sucio y en el pecho por pardo dorado.

Las poblaciones nórdicas, a las que pertenecen la mayoría de los chorlitos que invernan o pasan por Iberia, viven en las tundras árticas de Islandia, y norte de Escandinavia y Siberia. En los últimos años la población europea de Gran Bretaña, Alemania, Holanda, Dinamarca y Países Bálticos ha disminuido mucho. En la Península Ibérica el paso es abundante a partir del mes de agosto en el Norte, en que ya se ven pequeños grupos estacionados en campos costeros. El mayor paso se efectúa en octubre y el regreso al Norte alcanza su cenit en marzo. Pero los movimientos de esta población de invernantes están siempre condicionados por las bajas temperaturas y olas de frío. Verdaderas masas de chorlitos llegan a la Península durante los grandes temporales de finales de otoño y las fuertes nevadas de enero. La mayoría de las recuperaciones de anillados se han obtenido en las costas cántabro-atlánticas y en la mitad occidental de Iberia, donde Badajoz destaca como zona de gran invernada. Islandia y la mayoría de los países europeos que se han citado como lugares de reproducción, incluidos Suecia, Noruega y Finlandia, son de donde proceden casi todos los chorlitos anillados. En cambio, los que habitan en Gran Bretaña parecen moverse muy poco hacia el Sur y las recuperaciones de chorlitos ingleses son escasas. La presencia del Chorlito Dorado Europeo en los meses estivales en campos costeros de la Península no es rara. Se trata, sin duda, de no reproductores que se mueven lentamente hacia el Norte.

Para dar una idea del número de chorlitos dorados que invernan en la Península Ibérica pueden citarse los datos obtenidos en el censo de enero de 1973, en el que se observaron un total de 219 pájaros en zonas costeras españolas, rías y salinas fundamentalmente. Pero estos datos son forzosamente muy incompletos porque la especie ocupa también lugares no estrictamente costeros, que quedaron sin censar, como puede ser Extremadura, que es una buena zona de invernada.