BARNACLA CARINEGRA (Branta bernicla)

 La Barnacla Carinegra,Branta bernicla,es probablemente la más fácil de poder observar en Iberia, puesto que las citas se suceden todos los inviernos y ha llegado a ser regular invernante en las costas atlánticas de la Península, aunque siempre en escaso número. Esta barnacla tiene el cuello proporcionalmente corto y de color negro lo mismo que el pecho. Las partes superiores son pardo grisáceo y las inferiores muy claras, pero la subespecie bernicla las tiene tan oscuras como el dorso. Las plumas debajo de la cola son muy blancas y conspicuas Las barnaclas carinegras adultas tienen a los lados del cuello una pequeña mancha blanca que es muy visible aun de lejos. Frecuenta siempre la costa, nadando en aguas próximas a las playas y rocas, pero penetrando en los estuarios para comer, en especial donde abunde la hierba Zostera marina que aquí llaman hierba de mar. Es especie muy gregaria con vuelo rápido que se distingue en seguida Se reproduce en la tundra ártica, en las islas circumpolares y en las costas septentrionales siberianas. Inverna en las costas del Mar del Norte y existe en el Golfo de Morbihan y Bahía de Quiberon (Francia) una buena población invernante, que en inviernos excesivamente duros desciende hasta el Cantábrico. Así, en Guipúzcoa es habitual en invierno en pequeños grupos y hay capturas numerosas, siendo allí la Barnacla más conocida (Noval 1967). En Santander y Vizcaya los pequeños bandos de esta especie se observan en inviernos fríos. En Asturias existen tres lugares donde reducido número de carinegras se ven ocasionalmente: la ría de Villaviciosa, la playa de Barayo y la ría del Eo. En Galicia es notoria su presencia invernal, no faltando en las rías Altas y Bajas desde la de Santa Marta hasta la de Vigo, pero siempre en grupos no superiores a 10 individuos. El Aveiro y los estuarios del Tajo y Sado (Portugal) son lugares habituales para observar Branta bernicla en invierno. También se ha visto en Esposende y en Viana do Castelo en el Norte. En Doñana es ocasional su presencia.