ANSAR COMÚN (Anser anser)

 El Ansar Común Anser anser es, de la especie de ánsares, el más abundante y conocido en los campos de Iberia. También es el mayor y de plumaje más claro. Sus dimensiones no son lo suficientemente destacadas como para diferenciarlo en el campo de los demás, sobre todo cuando se le ve a distancia que es la mayoría de las veces. Pero sí la coloración. Esta es gris o marrón grisácea en las partes superiores, incluida la cabeza y el cuello. Y esta uniformidad en el color es la mejor diferenciación que se puede establecer cuando se contemplan los gansos a prudente distancia, pues las otras especies con las que Anser anser se puede confundir, tienen la cabeza y el cuello mucho más oscuros, ofreciendo un gran contraste con el resto del cuerpo. La carencia del anillo blanco alrededor de la base del pico lo distingue fácilmente de las otras dos especies de gansos, el Ansar Careto y el Ansar Chico, en los que este color blanco es una nota muy distintiva aun a buena distancia. El color del pico es también un detalle bueno para la identificación, pero en general más útil cuando pueden ser observados los ánsares en la mano o a muy corta distancia, pero no especímenes muertos que pierden pronto el color. Lo mismo sucede con su tamaño y con el color del extremo de la mandíbula superior o «uña». El pico del Ansar Común es amarillo anaranjado o simplemente amarillo con la «uña» blanca y los picos del campestre y del piquicorto tienen la «uña» negra, siendo el del primero amarillo y el del segundo rosado. Además la cabeza y el pico son proporcionalmente más grandes y fuertes que en los demás gansos. Cuando abre las alas se aprecia en seguida que su parte anterior es gris claro. Las plumas del nacimiento de la cola, lo mismo por encima que por debajo, son blancas y aquella y el obispillo o rabadilla grises con un ribeteado blanco. Las partes inferiores tienen color gris más claro que en el dorso, siendo algo más oscuro en los flancos y el vientre es blanco. Sobre las partes inferiores destacan a menudo plumas que tienen manchas gris oscuro o negras. Estas parecen ser más numerosas en los machos viejos que en las hembras, pero no deben tomarse como nota distintiva de sexos, porque los machos jóvenes tienen con frecuencia menos manchas negras que las hembras viejas.