ANDARRIOS GRANDE (Tringa ochropus)

                        Fotografía: Pablo Serrano Punzano

 

 

El Andarríos Grande, Tringa ochropus, es un notable pájaro con el dorso y las alas muy oscuras, casi negras, y el obispillo blanco. Normalmente solitario, con un vuelo rápido que muchas veces efectúa a notable altura sobre la campiña que rodea ríos y lagos, y otras veces en zig-zag pegado a tierra, con una voz emitida en tono alto, que resulta muy potente e inconfundible a la hora de identificar esta especie. Poco gregario, se ve solitario o en pareja, raramente en pequeños bandos

En Europa se reproduce en Escandinavia, Países Bálticos y a través de Rusia hasta Siberia, faltando, sin embargo, en las zonas de la tundra ártica rusa. Inverna en el Mediterráneo hasta Africa tropical. Es frecuente en zonas inundables del Senegal y en Zambia.

No es escasa la recuperación de andarríos grandes anillados, en Iberia. Casi todos ellos caen en provincias del interior, como corresponde al hábitat preferido durante la migración por este pájaro. Sin embargo, se ven a menudo en pasos primaverales en la parte alta de las rías cántabro-atlánticas formando pequeños grupos o solitario. También en otoño son frecuentes en zonas próximas a estuarios y en la desembocadura de pequeños riachuelos que llegan a las rías.

El Andarríos Grande es extraordinariamente receloso y resulta muy difícil acercarse a él. Alguno inverna en el Norte, como uno capturado en Astigarraga (Guipúzcoa) en enero (Noval, 1967). En el censo de enero de 1973 se observaron cuarenta y uno en el delta del Ebro.